martes, 25 de abril de 2017

Del "Quijote"



El pasado 20 de abril, el escritor Eduardo Mendoza recibió el Premio Cervantes. Tras recibir el  premio, Mendoza dedicó buena parte de su discurso a recordar el peso que en su vida tuvo El  Quijote." Desde que en la escuela su lectura fuera una revelación, para quien era un niño empeñado en escribir, pero que no sabía ni cómo ni sobre qué".

A mi sombra le hizo mucha ilusión esta frase sobre la lectura de El Quijote en la escuela. Sólo hace dos semanas que entré en una zapatería. La joven que me atendió me dijo que me conocía de haberle dado clase. Yo no la reconocí porque el cambio en los ex-alumn@s es muy grande. Al decirme su nombre, Tamara, la asocié con aquella niña alta y rellenita que hoy es una joven guapísima y con un tipo estupendo. La visualicé sentada en su pupitre al lado de Dani, un niño no muy alto y delgado. Los dos en 6º de Primario y ambos muy inteligentes.

Charlamos y me sorprendió con una frase: "Recuerdo que nos hiciste leer el Quijote en clase". Me encantó que recordará al Gran Libro. Leíamos libros en voz alta para toda la clase y aunque eran versiones adaptadas a la escuela, mi sombra les leía las páginas menos entendibles para aclararlas.. ¡Qué curioso! Le había gustado y lo recordaba. 

Hoy los jóvenes a pesar de las nuevas tecnologías, o por culpa de ellas, leen muy pocos libros. Me sentí bien y me hizo ilusión que recordara en especial El Quijote. ¿Quién sabe si la lectura de "El Lazarillo de Tormes" empujará a escribir a algun@ de mis ex-alumn@s? Simplemente que le traiga gratos recuerdos es una gran recompensa.-


Sentí mi granito de arena: “La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso” de Francis Bacon.


jueves, 20 de abril de 2017

Expertos



Mi sombra no pone en duda que en la Universidad de León, como en todas, hay algunos buenos EXPERTOS con mayúscula. Pero... últimamente das una patada y te sale un "experto", como si las personas expertas se fabricaran en unos años por conseguir unos títulos.

Viene esto a cuento de una noticia que salió a primeros de marzo en el Diario de León: "Colaboradores honoríficos, personas de «reconocido prestigio» que durante un periodo máximo de tres años se vinculan de forma GRATUITA (las mayúsculas las he puesto yo) a los proyectos de investigación en la Universidad de León. Para este curso, la Universidad cuenta con 221 personas  ( ¡nada menos! ) que a cambio de colaborar con los proyectos universitarios «pueden hacer constar en su currículum su vinculación». 

¡Ah! ¡Pero no era gratis! La vicerrectora explica que esta figura existe en todas las universidades y que es «una simbiosis que funciona muy bien» porque «los departamentos se enriquecen con sus conocimientos y a ellos se les reconocen los méritos de su trabajo en su currículum».

 ¡Pero no son ya personas de «reconocido prestigio»!. La educación, por ser una simple maestra que piensa de forma lógica, siempre me ha preocupado y cada vez vamos a peor, sólo hay que echarle un vistazo a la realidad estudiantil.

Siempre escuché decir al profesorado de los institutos que el alumnado venían mal preparado de la Enseñanza Primaria. Los profesores de la Universidad, se quejaban y se quejan de que llegan con un nivel muy bajo de los institutos. Esto me recuerda cuando mi madre me mandaba algo y yo le decía que fuera mi hermana, ella recitaba, sí, eso:

Mi padre manda a mi madre, 
mi madre me manda a mí, 
yo mando a mis hermanos,
y todos andamos así" 

La culpa es del otro siempre. ¿Qué se hace para mejorar? Bajar el nivel y adaptaciones para pasar de curso y así  llegan hasta la universidad. ¿Qué ocurre luego? Que sobran universidades y falta alumnado. 


¿Cómo se soluciona el problema? Aprobando alumn@s de 1º  aunque algunos no tengan el nivel esperado, para tener alumnado en 2º, más tarde aprobando un determinado número de estudiantes en 2º para no tener las aulas de 3º vacías. Eso sí, el número de doctores, catedráticos, profesores adjuntos y ayudantes no disminuye en la Universidad sino que aumenta continuamente siguiendo la endogamia de hijos, sobrinos y demás familia.


En palabras de el jurista experto en Derecho Penal, Enrique Gimbernat Ordeig: "La universidad española está hundida por la endogamia. Ya no hay oposiciones nacionales públicas y lo que funciona es el amiguismo".



martes, 18 de abril de 2017

TESTARUDO



 Ni la limonada ni las torrijas de Semana Santa, que tanto le gustaban, han conseguido abrirle el apetito. El padre de Loli es un hombre alto y hasta no hace mucho entrado en carnes. 

De joven padeció de una úlcera estomacal y tiene preocupadas a su mujer y a su hija porque desde hace unos meses apenas come y no para de adelgazar. En menos de un año ha perdido 40 kg. Su mujer y su hija le manda al médico pues temen que la úlcera haya despertado. Pero él manda a ambas "a tomar pol culo". 

 Los conocidos paran a su esposa por la calle para preguntar qué le pasa a su marido para haberse desmejorado tanto. Se lo comenta a él y contesta de mala manera:¡No me toques los cojones! 

Loli hace dos años que tiene nueva pareja, es guardia civil y aprecia mucho a toda la familia. Como ve a Loli preocupada decidió tomar cartas en el asunto. Se presentó en casa de los padres de su compañera y les dijo que tenía que hablar con ellos. Pensaron que el tema tendría relación con su hija, pero no. Venía a pedirle a su "suegro" que fuera a hacerse un chequeo porque esa forma de adelgazar no era normal. 

El padre de Loli lo escuchó sin decir "esta boca es mía".  Cuando su "yerno" se fue le dijo a su mujer que ya que se empeñaban iría al médico. 


Demasiada testarudez::"Los años no hacen sabios; no hacen otra cosa que viejos" de Madame de Swetchiine.



jueves, 6 de abril de 2017

LEÓN, CUNA DEL PARLAMENTARISMO.



León Cuna del Parlamentarismo. ¡Alto y claro! Refrendado por la UNESCO en el año 2.013 que reconoce la "Decreta" de San Isidoro de 1.188 como las primeras "Cortes" de la Historia. No me gusta meterme en política, pero a veces es imposible mantenerse al margen. Hoy quiero unirme a la defensa de "León Cuna del Parlamentarismo" como refrendó la UNESCO con la documentación aportada, que desbancó a la defendida por los ingleses.

Fue aquí, en León, y no en el Reino Unido ni en Cataluña por mucho que lo diga en palabras de Pau Casals el presidente catalán Carles Puigdemont, en Harvard, en su comunidad o en el desierto del Sahara. En este caso "canto la verdad al lucero del alba", como decía mi madre. La documentación que lo acredita es "solvente, probada y veraz" y se encuentra en nuestra ciudad.

Se habla de democracia cuando todos los poderes públicos están representados en un gobierno. Y fue en la basílica de San Isidoro, en la Curia Regia organizada por Alfonso IX cuando por vez primera se otorgó voz a los cuatro estamentos de la sociedad. Los "Decreta" de San Isidoro de 1188 ahí está la cuna, hasta que se demuestre lo contrario. El pueblo "la plebe" participa por primera vez, junto con el rey, la iglesia y la nobleza en la toma de decisiones al nivel más alto. En palabras del catedrático de Historia del Derecho, Fernando de Arvizu: Más tarde se propagó esa nueva forma de hacer política, no sólo por el territorio del Reino de León, sino por Castilla, por Navarra, por Aragón… “Nunca más volvieron a convocarse curias extraordinarias sin los ciudadanos”. 

¿Es que los políticos catalanes no tienen bastante con dividir la opinión de los habitantes de su comunidad, que buscan enfrentamientos culturales con otros territorios españoles?. Bien, pues como leonesa por ahí no paso. Está escrito: Primero León, después el Mundo.

Las Autonomías se han convertido en los nuevos "Reinos de Taifas". Cada una de ellas se mira sólo su propio ombligo con lo que esto supone de empobrecimiento económico y cultural. Cuando en mi pueblo se oían dimes y diretes políticos en mi mente de sombra sonaban las palabras de mi abuelo "Pueblos pequeños, mentes pequeñas" Cuando escucho algunos políticos catalanes pienso: "Mentes pequeñas, para un gran pueblo". Lo diré siempre. Gracias a Cataluña, pude desarrollar mi vocación. Durante más de seis años que residí allí jamás me hicieron hablar en catalán y era yo la que mostraba interés por esa lengua.

Hace unos años regresé de visita a Gerona y sentí pena de ver lo rótulos y menús de restaurantes en catalán, inglés y francés, pero ninguno en castellano. Me dieron algunas razones, todas políticas que me entristecieron aún más.  Hay que ser muy puritano para rechazar una lengua que hablan más de 300 millones de personas en el mundo. Espero que algún día pueda ver carteles y rótulos en Cataluña en el idioma de Cervantes y también en catalán, por supuesto.


Ya lo dijo Anacarsis: "En Atenas los sabios proponían y los necios disponían".      



¡¡Feliz Semana Santa!! 




martes, 4 de abril de 2017

My "twitter" (36)


Lunes 20 de marzo: 
Dicho en peligro de extinción:"Tú que no puedes llévame a cuestas" Se dice cuando se pide ayuda a alguien que está aún más necesitado de ayuda que quien se la pide. 

Martes 21 de marzo:
 La doctora le dijo: Como "la mama aguanta" le daremos menos sesiones de radio pero más intensas y ella pensó: ¡Ah, sí!  Y,  ¿cómo saben que la mama aguanta? pero no se atrevió a decirlo en voz alta. 

Miércoles 22 de marzo:
Se levanta de madrugada porque oye ruidos y ve ladrones, donde su mujer sólo lo ve a él.

Jueves 23 de marzo:
Es un tanto despistada. En el gimnasio metió su ropa de calle en el casillero de arriba y cerró con su candado el de abajo. Luego decía que le habían robado el candado.

Viernes 24 de marzo:
La profe de primero de primaria manda leer según los apellidos a la clase y una niña comienza a llorar porque no la eligió a ella primero. ¡Será posible!

Sábado 25 de marzo:
Es militar y tiene 77 años. Escuchó por la radio: "Un anciano de 77 años..." Se enfadó y empezó a despotricar gritando que él no era un anciano.

Domingo 26 de marzo:
Abrió el Solitario y apareció una pantalla en la que leyó "Aplicación de mozos resolubles" comenzó a reír "mozos" se fijó más y vio que ponía: "Aplicación de mazos resolubles". Dicen que "Quien tiene hambre con pan sueña" je, je. 


Ver y comprender: «La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza» de Alber Einstein. 



P.D. Sábado 1 de abril: Busqué el blog de la MaLquEridA y no está pone que el blog se ha eliminado. ¡Toda la suerte del mundo MaLquE, cuánto te echaré de menos!



jueves, 30 de marzo de 2017

La señora Eduviges

Corporales de Truchas hoy

Contrariando el último post, voy a escribir algo de lo mucho y bueno que viví en mis comienzos como docente. Mi primer destino fue Corporales de Truchas. Llegué allí recién casada, con 25 años. Me pareció un lugar precioso. 

El edificio de la escuela, fue lo primero que vi, a pesar de ser hermoso, todo él de piedra estaba en un estado lamentable. Había dos viviendas inhabitables y bajo ellas dos enormes aulas. Miré por las ventanas y vi una enorme televisión.¡No me lo podía creer, en La Cabrera una televisión en la escuela! 

El paisaje con el río divino. Las viviendas muy elementales y pobres pero de piedra y con su cubierta de pizarra tenían un encanto especial. Hoy muchas restauradas merecen una visita. Lo primero en lo que pensaba una maestra al llegar a un pueblo era buscar  un  lugar  donde  meterse. Lógicamente pregunté.

 _Vaya a la casa de la señora Eduviges, allí paran todas las maestras. Cerca del río la casa de la señora Eduviges era tradicional, con la vivienda encima y la cuadra  de  los  animales  debajo  para aprovechar el calor, pero  mejor  que  las  demás. Cuando  subí  los  escalones,  apareció  la  señora Eduviges con su  bastón  arrastrando  los  pies  y caminando  de  lado. No hizo falta presentación. 
_¿La nueva señorita, verdad? 
_Pues sí, me han dicho que usted acoge a las maestras, así que aquí estoy.
_¿Pero hija, no ve cómo estoy si yo no puedo ayudar en nada, ni siquiera hacerles de comer.
_No se preocupe que yo me apaño sola.

Me mandó  pasar y me presentó a su marido y a su cuñado que vivía con ellos. ¡¡Dos enormes cachos de pan!! Dos personas buenas, poco habladoras, amables y muy respetuosas. 

Al día siguiente conocí a uno de mis mejores compañeros, Ramón, joven, trabajador e inteligente. Siempre de buen humor. Sus bromas eran históricas. Mi aula contaba con 32 alumnas, sentadas por parejas en antiguos y sólidos pupitres sobre un suelo de tabla muy deteriorado. Pues sí, allí estaba la televisión, sólo que ya no funcionaba. En Corporales, vi películas del Gordo y el Flaco que a Ramón proyectaba en mi aula, se las dejaba D. José otro maestro, uña y carne con el inspector, que llevaba material supermoderno de la capital. 

La señora Eduviges me trataba como a una hija, aunque siempre de usted. Me reñía cuando había nevado y yo iba a lavar mis sábanas al río. A diario cogía la palangana con el agua un poco caliente y me iba a mi habitación a lavarme y ella me decía: Pero lávese aquí en la cocina, que se quedará helada en la habitación. Nunca me atreví a decirle que allí no podía lavar mis partes íntimas. Era acogedora y los hombres también. Fue una bella y feliz experiencia que duró sólo un año. 

De allí vino mi hija mayor la "cabreiresina". Un día nevó y yo embarazada de siete meses tenía que cruzar unas eras que cubiertas de nieve no dejaban ver los hoyos, así que me caí ya muy cerquita de la escuela a la vista de Ramón y los niños. ¡Ni una sola risa! Todos preocupados por si me había hecho daño. Cuando vieron que no me había pasado nada, Ramón nos hizo reír con su humor y unos versos: A Mara la barrilete, le compraremos un patinete.

¡Una gran mujer la señora Eduviges! Hizo un gran favor a muchas maestras acogiéndolas en su casa. Volví a visitarla después de los años y me mostró orgullosa el chorro del agua corriente de su cocina.

Siempre tendré presente lo feliz que fui allí: "Me enseñaron que el camino del progreso no es ni rápido ni fácil" de Madame Curie.



martes, 28 de marzo de 2017

Tacañas



 Esto ocurrió cuando las maestras andábamos por los pueblos de la montaña. Y digo maestras porque a las escuelas Unitarias, de niños y niñas, sólo podían ir destinadas maestras. Las autoridades educativas y religiosas temían que se produjeran abusos sexuales. Hoy esta ley tan discriminativa ya no existe. Sabemos que las personas que cometen este tipo de abusos se pueden encontrar en los ámbitos más insospechados..

Bien, pues hace años a Elena la destinaron a la escuela de Abelgas. Allí, compartía casa con dos ancianas beatas, sobrinas de un obispo con varios pisos en la capital. Ellas también estaban forradas de dinero y vivían en una casa con cuarto de baño, todo un lujo para aquellos años.

Las señoras,  sólo dejaban ducharse a la maestra los miércoles con agua fría y le permitían sacar un cazo de agua caliente. Más miserables no las había. Le decían a Elena que les trajera ropa de la que no usaban en la capital y siempre andaban con ropa usada y deteriorada.

También tenían televisión, pero si en una escena se daban un beso, luego saltaban las beatas: "quite, quite eso" y comenzaban a rezar y a santiguarse en voz alta.

Un día de finales del invierno Elena se quedó, como decían allí, "entrenievas" o sea que nevó tanto en Abelgas que no pudo salir en dos semanas. Al llegar a León tenía una carta de la Inspección. Acababa de ducharse cuando abrió el sobre y en unos escuetos renglones, le decían que se presentara inmediatamente. Lo malo era que la carta tenía fecha de hacía quince días. Con el pelo mojado, se presentó ante Doña Ana, la inspectora. Ésta, después de echarle la bronca por presentarse tan tarde, la escuchó y al final le pidió perdón.

La inspectora, le dijo que tenía que ir para Villablino porque amenazaban con ponerles una bomba en la Inspección si no les enviaban una profesora de inglés de inmediato. (Por aquel entonces los mineros de Villablino "no se andaban con chiquitas") Así  que  se fue directa a Villablino sin despedirse de Abelgas.

Cuando por fin pudo ir a recoger sus cosas a Abelgas, las malintencionadas ancianas no paraban de hacerle comentarios capciosos: ¡Claro esto es un pueblo muy pequeño para una señorita como usted! "Desde luego dar clase en León es más importante que aquí..."


Retorcidas y tacañas:"La cama tenía en el suelo, y dormía siempre de lado para no gastar las sábanas" de Quévedo.